jueves, 7 de abril de 2016

Huir seria lo prudente

Y ahora...
Huir seria lo prudente
Y sin embargo me quedo en la incertidumbre que provoca unas pupilas dilatadas que no dejan escapar ningún detalle cuando miran y leen los ojos que le observan.

Y no sabes si lanzarte al abrazo de sus brazos que te llaman fuertemente.
O salir corriendo y alejarte eternamente.

Pero sabes que la piel pide a gritos la tuya. Que son imanes que se empujan contra sí, sin remedio, sin compasión y sin dudas.

¿Y acaso el corazón puede a la razón ?

Yo no lo sé
Solo sé que las cadenas me atan poderosamente y son mi cadena  perpetua.

Encarcelada en esta libre tierra de amores y desamores, de ilusiones pérdidas entre incertidumbres y miedos.

Carcelero que no abre puertas
Porque no hay llaves maestras.

Miedos que pierden oportunidades.

Y yo aquí solo quiero que vengas y me abraces como nadie lo haya hecho antes y rompas todas las cadenas que me mantienen sujetas al miedo.

Abrázame
Y me perderé contigo en la eternidad de nuestros cuerpos. En lo profundo de nuestras almas y allí reposaremos al fin eternos.

Eternos
Abrázame
Ahora o nunca.

Sara Gómez  Mendiguchia

#huyendo
#adeshoras
#notardes