sábado, 7 de mayo de 2016

Demostrarlo

¿Cómo demostrarlo?
Si tú ya lo sabes,
al menos eso creí.

Y demostrarnos ¿el qué?
Si es obvio
Al menos eso creí.

Y sin embargo todo se reduce a la nada más absoluta, al abismo sin rescates, a aguacero de tormenta impuesta por nosotros.

Y una de celos repartidos a partes iguales, sin quererlo y sin poder evitarlo.

Somos pasión
Sentimiento
Fuego
Amor

Pero no sabemos controlarlo, porque se junta todo a la vez y provoca un huracán de emociones que no se pueden ordenar hasta terminada ya la tormenta ...si es que encontramos nuestros cachos esparcidos por la tierra o en el mar. No sabemos si serenos capaces de recuperar todo lo que teníamos o las pérdidas son irreparables...irreparables.

Colapsa el corazón ante tus ojos.
Y respirar ya no se puede.
Vivir para morir.
Sólo nos queda huir.
Estamos a tiempo

Y el zapato no es del príncipe que te lo pone...no. . No lo es...

Y llueve
Tanto...
Y el alma se va calando creado
ausencia de tu olor

Sara Gómez Mendiguchía