sábado, 7 de mayo de 2016

Momentos

Los días nos dan para tan poco.
Concentramos los momentos en las horas que se lleva el tiempo, apresurado siempre, como la esencia en un frasco de perfume y así poder olerlo en otros tiempos. En los rincones de los minutos de nuestra existencia despertamos el olor del perfume de nuestros recuerdos.

De tu presencia que tan pronto se convirtió en esencia de mi vivir en el ventrículo derecho de mi corazón. Y ahí está latiendo infinitamente. Ese es el frasco de cristal donde te guardo cuando te conviertes en ayer, todos los días...todos.

Y te colecciono, busco tu piel, tus ojos, tu voz, tus manos, tu rostro, tu risa y tu sonrisa y cual coleccionista obsesionado por tan preciado tesoro lo guardo entre paños de oro y vuelvo a por más.

Insaciable siempre de ti, le pido de nuevo al tiempo que alargue diez segundos más cada día. Díez segundos para dormir sobre tu piel.

Dame momentos
Todos los días
Los guardaré
Serán el perfume con el que me bañe cada mañana hasta llegar de nuevo a ti.

Sara Gómez Mendiguchía