miércoles, 26 de febrero de 2014

ME ENAMORO CADA CINCO MINUTOS


Me enamoro cada cinco minutos
en cada mirada
en cada palabra
en cada caricia.
en cada te quiero,
en la mirada de un niño,
en las manos de un anciano,
en las palabras que se dicen sin pensar,
en las que no se dicen.

Me enamoro cada cinco minutos
de las olas del mar,
de las nubes que amenazan tormenta,
de la lluvia suave
de el sol al caer la tarde
de los amaneceres a tu lado.

Me enamoro cada cinco minutos
cuando camino silenciosa
cuando canturrean los gorriones
cuando susurras las canciones,
cuando me buscas para lo que tú ya sabes.

Me enamoro cada cinco minutos
cuando te despiertas de madrugada
cuando duermes y sueñas
cuando me dices que amas.

Me enamoro de lo imposible
del agua de la fuente
del sudor de tu frente.
del sol en primavera
del nacimiento del las flores
del ocre del otoño.

Me enamoro cada cinco minutos
si de la mano caminamos juntos.



Sara Gómez Mendiguchia.