lunes, 28 de julio de 2014

VOY A SER EGOISTA




 Voy a empezar a ser egoísta.
Sí, lo sé, suena terrible. Pero resulta que no lo es tanto. al contrario es una opción muy buena para el bienestar emocional de uno.
Yo no lo sabía y la primera vez que me propusieron ser egoísta en una clase de bienestar, miré con ojos de extrañeza a Luis Serrano como diciéndole ¿pero que me estás contando? ¿ cómo me pides tal cosa?
Pues resulta que no es tan malo ser egoísta y empezar a anteponer mis deseos y o necesidades a las de los demás. NO.No es malo, es todo lo contrario.

Al fin y al cabo me necesito y me necesito bien y para estar bien quizá deba anteponer mis necesidades emocionales, físicas y espirituales a las de los demás. ¿he dicho quizá? pues eliminar el quizá.

Empezaré de nuevo. Voy a quererme y me lo voy a decir todos los días, porque yo lo valgo, hala. Voy a hacerle caso por fin a Luis y voy a amarme, a dejar de pensar en lo que piensan, dicen y exigen de uno los demás, a ser  más libre.
Voy a ser egoísta, voy a hacer más lo que quiero yo, voy a pensar mas en mi, incluso cuando escriba para el publico en general, mmmm, quiero decir cuando escriba para mi y decida publicarlo.
Y con esto no penséis que me voy a volver una frívola e insensible, no, porque cuan más feliz sea yo, más felices serán la personas que me aman.

Sara Gómez Mendiguchía.