sábado, 3 de enero de 2015

A UN CENTÍMETRO DE TI

A UN CENTÍMETRO DE TI

Esa extraña sensación en mis dedos
cuando apenas alcanzan a tocar tu piel.
Esa respiración entrecortada, 
mi estómago encogido
y ni siquiera mis dedos han llegado a rozar tu piel.
A un centímetro de ti.
Aún no he rozado tu piel
y ya me estremecí.
Tus pupilas clavadas en las mías
nuestros cuerpos pidiendo a gritos cercanía.
Tus manos que tiemblan, que dudan, que no llegan.
Las mías que ansían,  que piden, que suplican.
Y nuestra respiración que se empieza a acompasar
Y nuestros cuerpos se acercan
Y nuestros labios ya no resisten
Y ya no hay espacio
Y ya no hay tiempo
Y todo se detiene.

Sara Gómez Mendiguchia