viernes, 8 de mayo de 2015

Qué se paren los relojes

Detén el tiempo
Qué se paren los relojes
Qué se pare el mundo
Qué el viento no sople
Qué se detengan las pulsaciones
Y se contraigan mis pulmones
en el suspiro que provocas
Qué mi piel se quede en el instante
en el que la erizas

Para el tiempo en tu mirada
Detén el tiempo
Qué no giren las agujas del reloj,
que quiero perderme eternamente
en tus ojos
en tu piel
en tu boca

Sara Gómez  Mendiguchia