viernes, 5 de junio de 2015

YA NO EXISTE NADA MÁS

Tus manos
acariciándome el alma
Y ya no existe nada más
Mi piel recibiendote
Y ya no existe nada más
El calor de tus labios contra los míos
Y ya no existe nada más
Nuestros cuerpos extrechandose
Y ya no existe nada más
El cálido aliento sobre nuestra piel
Y ya no existe nada más

Antes de que acabe el día

Desnudarnos  la piel
Y tocarnos de una forma
que nunca soñamos posible

Y ya no existe nada más

Sara Gómez Mendiguchía