martes, 14 de julio de 2015

Dulce condena

Volar
Dejarse llevar
Verlo todo desde otra perspectiva
En la distancia
Quizá sea esa la manera de entender
De entender el motivo de tus alegrías
Y de tus tristezas
De esa manera tuya que tienes de ver la vida
Que a veces comprendo
y al instante me parece tan extraña como ilógica
y sin embargo acabo por darte la razón...
para quitartela después
Y es que a lo mejor
estamos condenados
a no entendernos
A querernos así,
a amarnos así, 
ilogicamente,
apasionadamente
Sin entender nuestros motivos
Y nos dejamos los porqués por el camino aceptando nuestra condena

Sin más
Sin menos

Sara Gómez  Mendiguchia