martes, 18 de agosto de 2015

...y eres tú

Encontré la paz
que tanto ansiaba
En aquellas aguas
con sabor a sal
con sabor a ti
En la leve brisa
que acariciaba mi piel
que la erizó,
como tus manos lo hacían,
En el olor a mar
que me embriaga
que me calma
como las mañanas
después de ti

Y respiro
Y oigo
Y siento
Y veo
Y todo
me recuerda a ti

El reflejo en el agua
eres tú
Las nubes que pasan
eres tú
La arena que calienta
mis pies
húmedos y frios
eres tú
La brisa
en sutil caricia
eres tú.
El silencio
en mi boca
eres tú
El reflejo
en el agua
eres tú

Y la paz que respiro
eres tú

Y no estás
y no lo sabes
pero eres tú

Sara Gómez  Mendiguchia