sábado, 10 de octubre de 2015

Intentar el olvido

Hay veces que pasar página es la única opción, lo único que se puede hacer, intentar el olvido, dejarlo caer en las garras del abismo donde caen las historias no que pueden ser. Porque de lo contrario  acabaría con la poca cordura que me queda, imaginando historias en tus ojos que tal vez no sean ciertas y que probablemente sí. Caería presa de la incertidumbre de saberte en otras manos , caería presa de tus delirios y tus caprichos y tal vez no valga la pena atarme a tus cadenas y dejarme llevar por los caminos de tu tormento, ni seguir los pasos de tu baile o a lo mejor simplemente no sé contar pasos o a lo peor sean tus heridas abiertas las que nos impregnan de sangre y dolor. O tal vez sea que te guste bailar entre la sangre y las llagas de tu propia carne y eso sea lo mejor de ti y lo peor.

Sara Gómez  Mendiguchia