miércoles, 7 de octubre de 2015

Lo acepto

Te perdí
Lo acepto
En realidad nunca te tuve
En realidad solo fuimos ilusión
neblina al amanecer
que desaparece con los primeros rayos de sol
Fuego de artificio
que solo calienta
pero no deja cenizas
La pólvora de lo que quiso ser un disparo  en un revolver que no existió
Lluvia que no cala los huesos
Sol de brujas en día de tormenta
que engaña nuestra piel con la luz que desaparecerá entre las nubes
Nada más que humo
Besos que dejan sabor a nada
Manos que no dejan huella en la piel
No, ni te tuve
Ni me tuviste
Porque no somos tangibles
Ya no
Ahora lo sé
Ahora lo entiendo.

Sara Gómez  Mendiguchia

Foto Ernesto Falkenthal Elizondo