sábado, 14 de diciembre de 2013

TUS PALABRAS

Tus palabras irónicas e hirientes
se las lleva el viento del norte,
que atrae la lluvia a mis ojos
y con su agua salada
se llevan tu recuerdo.

Ese viento del norte
que limpia el cielo,
como las lagrimas
limpian de mi mente
los recuerdos de tus labios
cercanos y encendidos,
deseosos de encontrarse con los míos,
mientras con palabras apasionadas
erizas mi piel y aceleras mi corazón,
como si fuera la adolescente
que por primera vez
descubre el amor,
respondiendo con torpeza
a tu pasión.

Creyendo inocente, 
que tus versos eran de amor,
imaginando la cercanía
de tu cuerpo sobre el mío,
recorriendo tu piel
con caricias perfectas.

Inocencia la mía
y certeros tus versos,
tu prosa falaz,
lanzada como flecha certera
directa a mi corazón.

Dibujando veracidad 
y nobleza en ti.
Sin embargo tus palabras
solo eran deseo.
Tu hazaña para tu lista
de conquistas.