miércoles, 24 de junio de 2015

Cuando me quema el alma

Las palabras atascadas en mi garganta se empeñan en no salir, enquistadas porque no saben decirte, porque el miedo es tan poderoso que enmudece y mi alma las atrapa con tal fuerza que no soy capaz de expresarlas y sin embargo, yo sé que las lees en mis ojos que las derrama a borbotones sin que pueda hacer nada por evitarlo , porque es tan intenso este sentimiento que me invade que resulta imposible ocultarlo detrás de mí mirada y en cualquier caso daría igual porque tú siempre has sabido leer mis ojos y mi rostro, incluso mi respiración. Desde chiquita ha sido así
Hay días que me quema tanto el alma que prefiero no mirarte demasiado en un intento vano porque  no descubras lo mucho que me dueles papa...y no veas en mi lo que añoro verte vital...como no hace tanto...

Sara Gómez  Mendiguchia