miércoles, 17 de junio de 2015

Tú, irremediablemente

Todo irremediablemente
me lleva a ti
Lo bueno
lo malo
lo cierto
y lo incierto
La belleza de las flores
en primavera
El olor a azahar
La tormenta
y la lluvia
que cae
implacablemente sobre mi
La calma
de un atardecer en la playa
El loco viento del sur
que todo lo revuelve
La furia del mar
arremetiendo indolente
sobre las rocas
Eres la angustia
que recorre mi ser
Eres la calma
que me hace estremecer
Eres el calor
que me invade
si te acercas
Y el frío
que dejas en mi
si me ignoras
Eres el veneno
que me induce
a escribir estos versos
Y el remedio
que me incita
a soñar
Las noches insomnes
eres tú
Los intervalos de los segundos
eres tú

Eres la sangre que recorre mi cuerpo
manteniendolo vivo con cada latido

Sara Gómez  Mendiguchia