lunes, 15 de junio de 2015

VENENO

Reinventarte  cada noche
para soñarte cada mañana
En esto entretengo mis horas,
los días, incluso los segundos
que quedan perdidos
entre pensamiento y pensamiento
En crear sueños inventados
en el intervalo de los secretos
que me cuentas cada día,
que utilizo como veneno
inyectado en cada verso
Y asi volver cada noche
inventandote
Y cada día amanecer
soñandote 

Sara Gómez  Mendiguchia