miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cadenas

Sé que no  puede ser
Que no va a ser
Que las cadenas que atan mis muñecas no son fáciles de quitar
Y sin embargo me expongo como si todo lo pudiese romper, como si fuera la dueña de la llave de este candado y pudiera deshacerme de tus cadenas, estas cadenas que me mantiene  sujeta  a tus deseos, a tus caprichos, que eres tú el que decide entre el dolor y el placer, entre la piel y el corazón, entre la razón y la locura, el cómo y el cuándo, entre el poder y la sumisión, entre tú y yo.
Y tal vez sea que soy esclava consentida de estas cadenas con las que me deje atar .

Sara Gómez Mendiguchía