jueves, 22 de octubre de 2015

Lo mejor de todo...

Lo mejor de todo no ha sido conocerte
Lo mejor de todo no fue la incertidumbre de los primeros días esa que recrea mariposas en el estomago y lo envuelve todo de ilusión y esperanza y dudas
Tampoco la sonrisa casi perenne que por días se queda habitando el rostro
Ni descubrir tus manos buscando las mías
Ni tus ojos mirándome hasta hacerme chiquitina
Ni nuestros labios robando besos al tiempo
Nuestra piel pidiéndonos  caricias mientras  el corazón se desvoca y la sangre hirviendo recorre nuestros cuerpos
El deseo de tenernos
La urgencia de amarnos
La necesidad de parar el tiempo
Tú y yo flotando entre el cielo azul de un día de verano y la tierra bajo nuestros pies
La respiración agitada y acompasada de nuestros cuerpos empapados de sudor
Los labios mordidos por el deseo casi irrefrenable de dos almas envueltas en pasión
No
Lo mejor de todo nunca llego

Sara Gómez  Mendiguchia