domingo, 29 de noviembre de 2015

Hacer los sueños realidad

Si pudiera
Si estaría en mi mano hacer los sueños realidad en cada nuevo amanecer
Atrasar las agujas del reloj solo para quedarme un rato más al amparo de tus brazos, en el refugio de tus ojos, en el calor de tus manos...
Pero los minutos no dan tregua cuando de amar se trata y se empeñan en pasar por delante de nuestro rostro impunemente contando horas como si fuesen minutos a tu lado y en la soledad cuentan los minutos como si fuesen horas y hacen caso omiso a plegarias pidiendo tiempo o acortando horas.
Sólo alguna vez se consigue parar el tiempo, detenerlo en los intervalos de los besos, entre en pecho y la espalda, ahogando un suspiro que no se decide a salir a la luz.
Y yo no sé de como contar el tiempo, de como decide poner todo en su sitio o desordenar todo en tu cabeza.
Yo solo sé cuándo quiero detenerlo en abrazo eterno
Y cuando quiero que vuele rápido, que sea tan veloz como un huracán para llevarme de nuevo a tu lado y pedirle que se detenga.

Sara Gómez  Mendiguchia