domingo, 29 de noviembre de 2015

Desordenar mis pensamientos

Tienes esa extraña facilidad para desordenar mis pensamientos
Para desarmar mi alma y hacerla temblar, para traspasar la razón y hacer añicos todas mis medias verdades o mis medias mentiras, todas las rotundidades las conviertes en dudas razonables.
No sé dónde flaqueó mi fuerza, ni cómo encontrarte el hueco en mi coraza para colarte por el y atravesar mi corazón que creía estaba protegido a capa y espada.
Y ahora eres el antídoto que corre por mis venas.
Antídoto o veneno o un poco de ambas, que me cura y me mata a partes iguales.
Antagonista de ambas drogas corriendo por mis sangre
Y yo aquí a este lado, sopesando, calibrando, midiendo el tiempo y las palabras...tus palabras e intentando armar este puzzle de sentimientos y de entrañas encogidas y queriendo vivir en tus ojos eternamente.

Sara Gómez  Mendiguchia