miércoles, 16 de diciembre de 2015

Vivir...morir

Dejar de pensar
Quizá esa sea la solución
Dejarse llevar donde el mundo te quiera poner
Dejar de sentir, si total de nada te ha de servir, si acaso algo más por lo que sufrir Cerrar el corazón a cualquier sentimiento que más tarde o más temprano lo ha de romper
Dejarse
Ni siquiera hablo de huir
Solo dejarse
Pero no
Porque yo quiero pensar que todo puede pasar, que todo puede ser tan real como yo lo quiera, como yo lo imagine
Porque quiero ser la dueña de mis pasos y caminar por el sendero que se me antoje
Que si el corazón se rompe siempre tendré aguja e hilo con que coser los trozos sueltos aún cuando no me quede perfecto, lo repararé y lo haré latir de nuevo
Y subiré montañas y surcaré cielos y crearé lunas nuevas solo para mi.
Y escribiré mi historia, aunque necesite mil borradores
Y viviré a mi manera, imperfecta manera, pero la mía al fin y al cabo
Y moriré habiendo pisado la tierra que ha de enterarme y quizá con la piel arrugada porque el tiempo fue generoso al fin conmigo y con el alma llena y satisfecha de días...quizá sea así como me despida
Quizá esa sea un día la historia no escrita
La mia

Sara Gómez  Mendiguchia