martes, 16 de febrero de 2016

Días de fragilidad

Días de fragilidad
Días en los que la inspiración no aparece Todo se pierde entre imaginaciones pérdidas e inacabadas donde las historias se olvidaron de las musas y vagan pérdidas en el tiempo.
Aparecen y desaparecen como los besos enterrados en silencio que nunca se dieron por falta de costumbre o por la costumbre de no darlos
Y no sé que es mejor si esperar a que las voces hablen o rendirme y dejar a mis manos libres de palabras y de versos

Hurgar en lo más recóndito de mi ser
Llenar los folios de palabras
Oírme de nuevo
Escribir aunque ya no tenga que contar
Rendirme al tiempo que nos roba el reloj
o romper todos los relojes y quedarme atada para siempre en los intervalos del tiempo

Perderme contigo
Lejos
Donde viven todas las historias que me queden por contar 
Vente
Y te regalo los versos al oído
Los que me queden por escribir 

Y que mis manos fluyan de nuevo como la sangre en mis venas
Con urgencia
En taquicardia
Ardiendo
Sintiendo
Escribiendo

Sara Gómez Mendiguchia