martes, 16 de febrero de 2016

Te adiviné

Te adivine
Descubrí el enigma que escondían tus ojos
En algún momento olvidaste ocultar tu mirada y leí...leí tus ojos que mostraban mucho más que tus palabras.

Y puede que me obsesione las miradas
Es muy probable que las busque
Que busque más que palabras
Que todo lo que no nos atrevemos a contar lo cuente irremediablemente nuestros ojos, que la expresión de nuestro rostro  descubra impunemente nuestros deseos, nuestros anhelos, nuestras contradicciones, nuestras mentiras y nuestras verdades.
Es probable que usemos más la piel, las manos...la mirada  para decir lo que no nos atrevemos a expresar en  palabras porque se nos atasque en la garganta todo lo que nos gustaría decir pero los mil miedos se encargan  de estrangular.
Y es entonces cuando se convierten en emociones y se nos escapan y encuentran salida por unos ojos que finalmente se rinden y hablan...y hablan
Y irremediablemente alguien los escucha
Y yo te adivine

Sara Gómez Mendiguchia