martes, 16 de febrero de 2016

Siempre algo más

Siempre algo más
Algo más al acabar los días
Algo más que añadir a unas palabras sin sentido que rebosan el alma cuando la noche avanza y se oscurece el camino

Cómo poner orden a todo lo que siento, que embarga y se atropella en mi garganta con tal ansia que a mis manos le cuestan retenerlo, no pueden.

Porque pueden más las emociones
Puede más el dolor de un cuerpo cansado ya de soportarse a si mismo y que a gritos implora un respiro
Puede más unos ojos que hablan sin querer y cuentan tanto...tanto que a mis manos una noche más les es imposible retener contarlo

Cuánto contar
Cuánto callar
Cuándo despedirse

Dejarse la piel y la sangre
El alma y el corazón
Cada noche
Abrirse en canal y descubrir al mundo aquello que recojo cada día
De ti
De mi
Un poco de todos
Mucho de mi

Y rompo todo
Y la sangre me hierve en las venas
Y  las agujas del reloj no me perdonan

Y escribo sueños
Y esperanzas
Y miedos
Y amores
Y vidas
Y me pierdo en las historias
Y me atrevo a volar de nuevo
O a hundirme en el fango

Y no hay futuro más incierto que aquello que no se atreve a ser

Sinsentido o con todos los sentidos
Escribo
.

Sara Gómez  Mendiguchia