domingo, 14 de febrero de 2016

Duele

Duele
Duele la soledad
Duele las madrugadas sin ti
Duele la falta de caricia en mis manos

Duele la vida que  petrificada se quedo mientras todo avanza menos tú
Duele la muerte que avanza trémula y se lleva todo por delante, sin compasión, sin tiempo a reproches, perdones ni súplicas
Duele
Duele la vida sin ti
La esperanza solo es una ventana a la que asomarse a respirar despacio y con los ojos cerrados esperando que un día nos lleve hasta el presente
Duele
Duelen los sueños que acaban enredados en pesadillas sin salida

Duele no sentir tu cuerpo cerca del mio
Duele no ver donde quedó la ilusión

Y el silencio sigue ahí vacío en su alma y el miedo intentando llenarlo
Y duele

Dueles
Duele tu ausencia 

Sara Gómez Mendiguchia