lunes, 14 de marzo de 2016

El tatuaje de mi piel

Melancolía

Cómo los días en que ni llueve ni hace sol, son. Sin más.
Soledades y suspiros a tiempos iguales, en paralelo, infinitos a ratos, eternos en las noches.

Insomnios.

Que se escapan en la oscuridad de mi habitación, vacía de sueños y llena de fantasmas que me acompañan hasta el amanecer.

Tú.

Como los lunes, tan largos, tan vacíos de nada y de todo. Tan llenos de proyectos que no llegarán al martes. Recordando las risas de anteayer que resuenan lejanas a pesar de haber pasado unas pocas horas.

Yo...

Sólo se me ocurre amarte.
Ayer
Hoy
Mañana
Los lunes
Y los domingos

El tiempo.

El tiempo no tiene explicación.
Porque cómo explicar que los segundos no cuentan igual para todos. Que los tiempos no los marcamos nosotros. Sólo nos marca para siempre un tatuaje indeleble en nuestro corazón este maldito tiempo sin nosotros.

Vida.

La que tú me das en una mirada.
La que yo te regalo en un beso
La que nos hace levitar
Sin tiempos
Sin melancolías
Sin insomnios


El tatuaje en mi piel.

Sara Gómez Mendiguchía