martes, 1 de marzo de 2016

Tormenta

Tormenta en estado puro
Mis ojos como balas de plata apuntando a los tuyos, certeros y enfadados
Nada que me pueda detener ya.

Porque ya no escucho excusas que solo me saben a mentiras
Mentiras enfundadas en cartuchos desechables
No, ya no
No me sirven tantas promesas incumplidas y envueltas en detalles
Detalles que excusan y buscan lo que ya no es tuyo porque quizá nunca lo fue.

Las cosas que dices que dijiste
Y que yo no entiendo
Boca manchándome de los pies a la cabeza.
Tu boca hoy se equivoca
Y yo no quiero oír más, que las culpas siempre son ajenas...ajenas a tus actos
Siempre soy yo la que no entiende
Y no, lo siento pero esta vez no

Está vez mi boca dispara balas de plata certeras hacia tus explicaciones que se desvanecen sin más

No, ya no cuela
Ni la pena
Porque me las sé de memoria .

Que ya no tenemos edad para matarnos con verdades inciertas
Que me hierve la sangre
Y no me detengo
Y no
Así no

Sara Gómez Mendiguchía