lunes, 17 de marzo de 2014

PLEGARIA


Duele el aire que respiro
me duele cuando suspiro
porque Tú eres el aire que inspiro
me asfixia tu ausencia.
Respiro de tu boca
el aire que necesito
Si Tú no estas
mi asfixio.
Solo en mis sueños respiro
el aire que necesito
pero no te quiero en mis sueños
te necesito en mi empirismo.
No me dejes
en esta angustia
sigue a mi vera
no me abandones
ahora cuando más vulnerable soy
ahora que inerme estoy
ayúdame a encontrar la fortaleza
entre tanta fragilidad.
Sé que mis equivocaciones
solo Tú perdonaras
y a tu lado volveré a caminar-


Sara Gómez Mendiguchia