martes, 29 de septiembre de 2015

Cuando la muerte se hace presente

Hay días que se quiebra el alma
La pena te engulle y se traga los suspiros  que no se atreven a ser expuestos
Tus ojos no quieren mostrar la pena que albergan pero son testigos de las lágrimas que se derraman casi sin querer. De las propias y de las ajenas.
Hay días que la muerte se hace presente
Se detiene el tiempo y las horas pasan como eternidades entre el ir y venir de abrazos y recuerdos. Y en los intervalos de esta eternidad te recompones, te tragas las lagrimas, te haces la fuerte, taponas la herida en tu corazón que sangra y se derrama  a borbotones y sonríes con la sonrisa más triste del mundo...solo para que tú y tu dolor se calme aunque sea en intervalos.

Sara Gómez  Mendiguchía
Hoy sonrio por ti Yoli