lunes, 7 de septiembre de 2015

Reflexiones

No, no voy a poner la foto.
Siempre tiene que haber una foto, preferentemente de un niño, que contenga sangre, hambre extremo, sufrimiento, grito desesperado o muerte. Todo contenido en un cuerpo pequeño y desamparado.
Todo para que nuestro corazón se extremezca, asomen nuestras lágrimas incontenidas y seamos capaces de alzar la voz y tienen que salir estas fotos para que los manda más de este este mundo sean capaces de hacer algo más que reunirse y mal repartir unos miles de personas entres países, como si de despojos humanos hablásemos, porque seamos sinceros para estos señores esta gente molesta, son un gasto...poco más .
No nos basta con ver sus casas bonbardeadas por los cuatro costados. Dime ¿no saldrías con tus hijos, con tu familia y darles la oportunidad de vivir, aun sabiendo que puedes morir en el camino? ¿ pero que haces ? ¿ verles morir uno a uno en tu ciudad, esperar que la próxima bomba arrese con tu familia ? Y de eso no hay duda.
Tú también lo intentarías
Yo lo intentaría
Y no, no necesitamos una foto para ser sirios. Sólo corazón.

Sara