domingo, 15 de noviembre de 2015

Entre lo real y lo inventado

El tiempo se empeña en ahogar minutos y no devolver nada más que memorias difusas.
Memorias de hace mil años o recuerdos de ayer que se quedan en tu mente y no sabes muy bien cuanto tienen de verdad y cuando de parte inventada
Porque tenemos esa extraña manía de ver lo que queremos ver, de ponerle palabras a todo cuando aún no tienen nombre, de buscar el verbo exacto que aún no se ha inventado para nosotros
De escribir nuestra historia mucho antes de vivirla y acabamos rasgando minutos al reloj solo para saber si es verdad lo que siento y no me estoy inventando lo que tú sientes. Si está sensación de caer en el vacío que tengo a todas horas es tuya también.
Entre la incertidumbre y la certeza
Entre lo real y lo inventado
Entre los intervalos de la memoria
Entre el tictac de relojes que no quieren para el tiempo solo para nosotros
Intentando robarle horas al día y estrellas al cielo 
Intentando ver algo en claro en el vórtice de un huracán de emociones.