lunes, 23 de noviembre de 2015

Tanto que...

Te quiero
Tanto que se me acaban los versos,
porque los cambio por besos
Y me pierdo entre los intervalos del tiempo si estoy contigo
Y me ahogan y me invaden los relojes que paran sus agujas en el momento en el que no estás
Y los suspiros llevan impresos tu nombre y la lluvia ya no es lluvia porque mi piel la evapora antes de tocarme
Y el viento no es viento porque ya no le pertenece rozar si quiera mi piel
Incluso mi sangre tiene recelos a este corazón al que tiene que alimentar porque sabe que está lleno de ti
Y la razón...
La razón se rindió al corazón y le dijo al alma que leyese los renglones perdidos donde dejo más de lo que escribo y siento más aún de lo que percibo y me susurra al oído que es a ti a quien quiero.

Sara Gómez  Mendiguchia