domingo, 14 de febrero de 2016

Dejaré la luz encendida

Dejaré una luz encendida al final del pasillo
Y quizá no sirva de nada
O lo valga todo
Quizá encuentres el camino de vuelta
O des la vuelta y camines hacia el lado contrario.
Quien lo sabe
Quien sabe si decides arroparme una noche más en este frio invierno que cae en nuestras vidas y vienes a soñar en mis sueños y despertar mis amaneceres.

Apaga la luz
Y durmamos.

Sara Gómez Mendiguchia