sábado, 5 de marzo de 2016

Tiempo muerto

Tiempo muerto
Necesito leer el silencio
Sentir el vacío de tus palabras
El vacío de las mías
Mi sangre se hace palabras sin saber ponerle nombre, ni orden.

¿Alguién sabe el modo de empleo de la soledad?

No deja de sonar la alarma de mi corazón. Late...suave...lento...en asistolia...muere como mueren las letras que no se escriben, las palabras que no se dicen, como la vida cuando se ahoga en suspiros no dados.

No te quise entender
No me quise perdonar

Y ahora no recuerdo los instantes que parecían eternos.
Sólo la fragilidad que acompaña los días.
Todo lo que se ama no siempre es de la misma manera que ayer  y hoy ...hoy se perdió.
Se perdió en la soledad que no se utilizar y se fue como se fue el último latido de mi corazón.

Pero la luz nunca se apaga
Nunca

Sara Gómez Mendiguchía